Manuales de Evangelismo Bíblico PDF Imprimir Correo electrónico

MANUALES DE EVANGELISMO BIBLICO

 

Manual De Evangelismo Biblico por "Living Waters" o "Aguas Vivientes":  En este manual aprenderás a como iniciar un encuentro de uno a uno; cuatro pasos importantes a seguir en una presentación del evangelio; como compartir el evangelio bíblicamente; ilustraciones bíblicas; y otros puntos importantes a la hora de testificar. Para ver y descargar el Manual en PDF oprime Aquí o simplemente da click en la gráfica. (Usado con permiso)

 

 

 

 

Manual de Ilustraciones por "La Escuela de Evangelismo": En este manual encontrarás muchas ilustraciones que te serán de gran ayuda a la hora de evangelizar de uno a uno y cuando estas predicando al aire libre.  Las ilustraciones muchas veces ayudan a aclarar el mensaje que quieres comunicar.  Jesús las usaba, úsalas tu también. Para descargar el Manual en PDF oprime Aquí o simplemente da click en la gráfica. O descarga en WORD.

 

 

 

 

 

 

 

 

Manual de Preguntas y Objeciones por "La Escuela de Evangelismo": En este manual encontrarás respuestas a muchas preguntas y objeciones comunes que las personas tienen.   Despierta la conciencia del incrédulo usando versos bíblicos, respondiendo con otras preguntas y aclarando dudas.  Jesús lo hizo, hazlo tu también. Para descargar el Manual en PDF oprime Aquí o simplemente da click en la gráfica.  O en WORD

 

 

 

 

 

 

 

 

Manual De Evangelismo Bíblico "Como Predicar al Aire Libre" por "Alfonso Núñez" o "Iglesia del Salvador":  En este manual aprenderás consejos prácticos para predicar al aire libre y otros puntos importantes a la hora de testificar fuera de las cuatro paredes. Para descargar el Manual en PDF oprime Aquí o simplemente simplemente da click en la gráfica. (Usado con permiso). O en WORD.

 

 

 

 

 

OTROS MANUALES DE EVANGELISMO

MERZ

DESCONOCIDO

 

Frases célebres

"Si los pecadores han de ser condenados, por lo menos que salten al infierno sobre nuestros cuerpos. Si van a perecer, que se pierdan con nuestros brazos alrededor de sus rodillas pidiendoles que se queden. Que nadie tenga que ir allí sin que se le allá alertado, ni sin que le hallamos rogado a Dios por ellos."
Charles Spurgeon